Los atractivos de la isla de La Graciosa bien valen un viaje hasta ella. Será por eso que la pregunta acerca de cómo llegar a La Graciosa en Lanzarote es una de las cuestiones más buscadas. No es de extrañar, cuando todos los viajeros coinciden en que se trata de una isla solo apta para viajeros especiales, para los que saben apreciar los paisajes diferentes: en este caso, playas doradas y aguas turquesas donde la mejor de las compañías es el silencio.

No obstante, si eres uno de esos viajeros especiales que se pregunta cómo llegar a la Graciosa en Lanzarote, vaya por delante que una embarcación es la respuesta. Una obviedad, sí, pero ojo con la posibilidad de aprovechar el trayecto para el avistamiento de delfines, por ejemplo; es decir, podrás llegar en diferentes tipos de embarcaciones, aunque te recomendamos los tours de los que dispondrás y que te ofrecen mucho más que un mero medio de transporte.

Sea como fuere, prepárate para un destino en el que el tiempo parece que se ha parado. Donde no existen carreteras asfaltadas y donde cuesta creer que ha llegado la civilización, pues la quietud es la nota predominante en este caso. Las excursiones a los islotes pertenecientes a la Reserva Marina y admirar la propia isla con varados en las calas que forman parte de ella son otras opciones o pluses con los que contar en ese trayecto del que estamos hablando. Un trayecto relativamente corto y que, en cualquier caso, es más que recomendable.

En Lanzarote Sea Tours te estamos esperando para poner a tu disposición todas las opciones para llevarte hasta la isla de la que te acabamos de hablar. Prepárate para un paisaje único y para propuestas que van mucho más allá de una travesía en barco. La belleza, la comodidad, la calidad y la excelencia serán el telón de fondo.