Si estás pensando en visitar las Canarias, una de las visitas obligatorias que tienes que hacer es la excursión a la isla de Lobos en Lanzarote.

Y es que desde hace ya varios siglos, concretamente desde el siglo XV, tanto piratas como mercaderes comenzaron a hablar por vez primera de este pequeño islote que está situado en el llamado estrecho de Bocaina y que separa las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Así, en una excursión a la isla de Lobos en Lanzarote podrás descubrir multitud de cosas a pesar de sus pequeñas dimensiones (4,4 kilómetros cuadrados de extensión).

Una de las principales referencias de esta pequeña isla era la gran cantidad de focas que la habitaban. Lamentablemente, estos animales ya se extinguieron; sin embargo, la riqueza natural que ha quedado es espectacular.

Según los expertos, hasta 130 son las especies vegetales contabilizadas en la isla de Lobos: alguna de ellas endémicas, es decir, que solo habitan allí, como por ejemplo el conocido como berol. Por su parte, la fauna también es increíble: desde gaviotas argénteas hasta pardelas cenicientas.

Pero ¿cómo llegar hasta este pequeño islote? En primer lugar, habrá que llegar hasta Corralejo, situado en Fuerteventura. Desde allí saldrá un barco hasta El Puertito (zona de amarre en el sur de la isla). Una vez allí, se podrá iniciar una ruta senderista hasta el faro de Lobos, cuya construcción data del año 1865. Sin embargo, yendo por la costa se podrá llegar hasta las playas de la Caleta y de la Concha, o la playa del Sobrado, en el norte.

Sea cual sea la zona que visites, con Lanzarote Sea Tours podrás conocerla. No esperes más y ponte en contacto con nosotros para que te pongamos al tanto de todos nuestros servicios y conozcas nuestros presupuestos. Esperamos tu llamada, ¡hazla ya!